Header Ads


Publicidad.


CLASICOMEDIA EN EL CENTENARIO


Deportivo Pereira logró por tercer año consecutivo ganar en la ciudad de Armenia, esta vez, al igual que cuando Lisi era el “profe” logrando remontar un partido que parecía no iba a tener un ganador y donde ambos equipos fueron protagonistas por los errores cometidos, mas no por el fútbol mostrado.

Quindío se fue arriba en el marcador justo cuando el Matecaña dominaba el encuentro, un tiro libre de Gustavo Torres soprendió a Degrá que estaba mal ubicado e inclinó la balanza para el lado de los cuyabros. De ahí en adelante, Deportivo Pereira no logró recuperar su nivel fútbolistico y se vio perido por algunos instantes en la cancha de “El Jardín de América” sin embargo sobre el final del primer tiempo, una mala decisión del juez de línea de occidental, le quitó a Reina la posibilidad de empatar. 
Para el segundo tiempo los dirigidos de Burelli salieron con la misma actitud, dominando el balón, buscando el gol, pero sin lograr concretar. Ingresó Stiwar García que dio un poco de cambio al ataque Matecaña, sin embargo nuevamente la falta de efectividad fue la protagonista del partido. Degrá seguía colocando en peligro el arco Matecaña, pues cuando el partido aún se encontraba 1-0 fue el palo el que salvó el Matecaña. Sobre el minuto 61 ingresó quien se convertiría en la figura de la cancha. Christian Mejía, quien ya nos ha acostumbrado a ser el que “salva la papeleta” Su ingreso le dio un giro de 180° al ataque del roji amarillo, que empezó nuevamente a mandar en la cancha y jugar a todo o nada.
Tan solo ocho minutos después del ingreso de Mejía, un autogol del Quindío puso el partido 1-1 y de paso fue el envión anímico que necesitaba el visitante para lograr una victoria más; victoria que llegó al minuto 83 después de una gran asistencia de Stiwar García llegó el gol de Mejía que cerró el marcador para los Matecañas.
Tan solo cinco minutos después, un cabezazo en el área produjo una mano infantil del capitán dejó al Matecaña con 10 y le dio al local la posibilidad de empatar el partido, pero fue el palo el que evitó que el Quindío lograra arrebatarle dos puntos a los nuestros.
Partido lleno de errores:
El gol del Quindío fue para muchos un regalo del arquero Matías Degrá, que se encontraba mal ubicado dándole a Torres la oportunidad de anotar, por su parte el portero Meza del cuadro Cuyabro fue incapaz de atrapar un solo balón durante todo el compromiso, regalando balones que no fueron bien aprovechados por el ataque del visitante. Degrá, en el segundo tiempo no cambió mucho su actuación y se vio comprometido en varias jugadas donde el Quindío por poco logra el segundo, una de ellas una pifia que provocó carcajadas incluso en la hinchada Matecaña; el portero argentino rechazando un balón cayó en la gramilla del estadio centenario.
Deportivo Pereira continúa ganando pero aún sin convencer, sin embargo ha contado con algo de suerte, quizás la misma que en años pasados no nos ha querido acompañar aún jugando bonito, el siguiente partido del “Matecaña” será este jueves en Popayán, estadio que precisamente no ha sido de “suerte” para los nuestros.
Escándalo:
Terminado el partido el técnico Burelli se tomó los genitales, acto que no se vio bien visto por el equipo local provocando una gran discusión que se fue a los golpes en el área mixta, el argentino argumentó que era un acto normal, por su parte, Alberto Suarez DT quindiano pidió una sanción para Burelli catalogandolo de Patán e irrespetuoso.

No comments