Header Ads


Publicidad.


DE RECOGER BASURA A JUGAR EN EL MONUMENTAL DE RIVER


En el futbol hay cientos de historias de superación y éxito, que inspiran a miles de personas y demuestran que se vale soñar. Leonardo Fabio Castro es uno de estos ejemplos, quien con trabajo, esfuerzo y mucho talento logró convertirse en un gran delantero deseado por varios equipos.

Leonardo nacio en El Tambo, Cauca en 1992 pero por motivos laborales de sus padres se mudo a la ciudad de Pereira desde muy pequeño y fue allí donde comenzó a jugar al futbol. Leo no pudo terminar de cursar el colegio y se vio obligado a trabajar en construcción con su padre para ayudar a su familia económicamente. También trabajo en fincas agrícolas y en la empresa de aseo de Pereira recogiendo basuras en la ciudad, y donde también comenzó su carrera como futbolista. El chacho, como es también conocido, entrenaba en las tardes participando también en la conocida copa ciudad Pereira de donde han salido grandes figuras del futbol regional. En aquella competición termino como goleador y mejor jugador del torneo, despertando interés en muchos por su gran talento llegando a probarse en equipos como Barranquilla, Envigado y Equidad, pero por diversos motivos no logro quedarse en ninguno de esos equipos. Ya en Pereira, Leo, conocio a uno de los utileros del equipo matecaña quien lo convenció de probarse en el equipo profesional dirigido en ese entonces por el pereirano Jose Fernando Santa.

Ya en la siguiente temporada, bajo la dirección de Hernán Lissi, Leo Castro se perfilaba como estrella del conjunto aurirojo. En la temporada del 2015 mostró su gran olfato goleador y se gano el corazón de la hinchada por sus 18 goles ademas de su excelente juego. Lastimosamente Deportivo Pereira perdió el ascenso a escasos minutos del final del partido y para la ultima fecha necesitaba de resultados para lograr ascender. Ese día en la cara de Leo se veía una impotencia y tristeza que ya anticipaban que el gran goleador del equipo no continuaría en la siguiente temporada.

Castro fue uno de los jugadores mas deseados en el mercado de pases, pero fue Deportivo Independiente Medellin quien se quede con el goleador de Deportivo Pereira y llegaría para pelear el campeonato. Rápidamente se hizo un lugar en el once titular y levanto la copa del Torneo de Apertura siendo uno de los protagonistas marcando varios goles importantes.

Después de este tiempo de gloria que tuvo, una lesión de ligamentos lo alejo de las canchas por un largo lapso de tiempo y generaba preocupación entre sus seguidores ademas de lo que pasaría después de esta complicada lesión. Tras 6 meses de baja Castro regresaba a las canchas y se encontraba habilitado para jugar copa Libertadores, el mayor sueño de cualquier futbolista sudamericano.

El goleador estaba de regreso y logro debutar en la copa, y luego jugar nada mas y nada menos que frente al gran River Plate en el estadio Monumental. Leonardo salió con toda la motivación de marcar un gol y aunque el travesaño se lo negó, el partido del Caucano fue excepcional y seguramente un partido que el jamas olvidara.

La hinchada pereirana jamas olvida a sus idolos y siempre esperara a que algún día el gran Leonardo Castro, que puso a soñar a toda una ciudad, regrese y pueda celebrar un titulo en la ciudad que lo vio crecer.

Por: Sebastian Quintero - LFM

No comments