Header Ads


Publicidad.


EMPATE DE CONTRASTES

Partido para olvidar, un primer tiempo donde un desconocido Deportivo Pereira trataba de mover la pelota pero se encontraba con una muralla de piernas infranqueables. Todo toque que hacían era hacia atrás tratando de comenzar una jugada que diera una alegría a la tribuna que acompaño y alentó hasta el final.
Con más facilidad llegaba al área pereirana el equipo de la capital de la república de cuyo nombre no me quiero acordar. El cual hacía las cosas como recordándonos que fue inquilino $$$ de la A en dos oportunidades.
Siempre hacia atrás y tratando de cargar para llegar al arco contrario y no se podía, hasta que llegó un golazo de Andrés Quejada (no hay cuña que más apriete que la del mismo palo, reza un refrán).
¿Gol de arquero?
Golazo trabajado y bien logrado, pero pudieron ser más, sino hubiera sido por la milagrosa aparición de nuestro portero Degrá, que en dos oportunidades logró salvar el arco Pereirano con dos atajadas magistrales seguidas y a quema ropa.
Lo rescatable:
El gol del Argentino Pablo Rossi que pasó desapercibido en el partido pero que dejó una buena impresión al menos para los televidentes de un jugador de chispazos y que con más musculo podría beneficiar al onceno matecaña.
¿Qué hace falta?
Delanteros que metan miedo y goles porque los que tenemos ahora son bailarines de salsa choque, que ni salsa ni choque, y lo más triste parecen dueños de un balón que se les queda en las piernas y no pueden hacer un pase perfecto.



No comments